viernes, 11 de abril de 2014

No hay manera de empezar a los 14 (Dra Natalia Trenchi)

Este articulo de Natalia Trenchi nos parece excelente y compartible
publicado  en MUJERMUJER:

 Imagínense al cerebro como una computadora (lamentablemente hoy entendemos más de computadoras que de cerebros) Si ustedes quieren instalar un procesador de texto como el Word o un programa para hacer presentaciones como el Powerpoint, antes tienen que instalar Windows sino no corren. Necesitan un soporte que les permita funcionar.
por Natalia Trenchi
En nuestro cerebro es igual. La “instalación de software” se va haciendo como en capas, un programa basándose en el anterior. Es necesario un buen hardware que sostenga y buenos “programas básicos” y no dejar de hacer “actualizaciones” que son las que permiten ir complejizando la función.
Por ejemplo, no podemos lograr que un niño instale la aplicación “lenguaje hablado”, si antes no se fueron cargando otras. Es necesario que tenga los circuitos cerebrales especializados en el lenguaje, que le interese la comunicación y que además reciba una buena estimulación del entorno. Cuando finalmente podemos entablar una conversación con un niño, ya pasó por mil etapas sucesivas que lo fueron llevando de a poco a tener esa posibilidad. No existe la chance de que agarremos a un niño de 5 años que nunca ha tenido contacto con el lenguaje y que le enseñemos a hablar inmediatamente.
Lo mismo, igualito, sucede con otras habilidades y capacidades. Muchos padres y madres llegan tarde a darse cuenta que el “programa” que quieren cargar en su hijo no tiene el soporte que lo haga viable. Por ejemplo:
a) No es posible que el adolescente integre “de una” la idea de cuidarse, si antes y desde hace mucho tiempo, no fuimos de a poco incorporándole la capacidad de hacerlo. ¿Cómo va a tener internamente lo necesario para acordarse de usar preservativo en el momento indicado, si de chico no le enseñamos a renunciar a la playa al mediodía por el sol o a usar siempre cinturón de seguridad en el auto o a cruzar sólo en las esquinas y con la luz verde? Estas no son las cosas que se aprenden con discursos ni amenazas, sino con experiencias de vida reales y sostenidas.
b) No es posible que alguien ejerza su derecho a decir que no o a elegir algo recién cuando llega a la adolescencia, si en su casa nunca se le dio esa oportunidad o se le castigó cada vez que se opuso a algo. Es necesario respetar en serio a un hijo a cualquier edad. Esto implica muchas veces tener que aceptar algo que no habías considerado, demorar alguna salida o cambiar algún menú. Por supuesto que no vamos a hacer todo lo que el niño quiera pero todos sabemos que hay muchas cosas negociables o flexibilizables. Pueden decir que no al fútbol aunque sus papis sueñen con gritar sus goles, siempre y cuando elija otra actividad física. Pueden decir que no a determinado corte de pelo que nos gusta a nosotros pero no a ellos o a la polenta o el yogur. Y cuando no pueda respetarse su “no” o su elección, le explicaremos los motivos y le haremos saber que podemos entenderlo y que valoramos su opinión aunque no parezca lo mejor en ese momento.
Les vamos a enseñar con actos que pueden pensar por sí mismos, que pueden tener sus propias ideas y que serán respetados aún en el disenso.
c) No es posible que alguien sea responsable de sus actos en la adolescencia si de chico siempre tuvo a alguien que le sacara las castañas del fuego. No hay mejor manera de aprender que lo que hacemos trae consecuencias que vivirlo en carne propia. Si haga lo que haga todo sigue igual, pronto aprenderá (equivocada y peligrosamente) que siempre tendrá a alguien que le solucione cualquier problema. Si se gasta la semanada el primer día, lo verdaderamente educativo y saludable es que viva las consecuencias que trae la imprevisión o la impulsividad. Si estropea por descuido deliberado sus objetos no lo ayuda nada que salgamos corriendo a arreglárselos o sustituírselos.
d) No es posible que alguien sepa entretenerse saludablemente si desde chico, y muchas veces sin darnos cuenta, le fuimos enseñando que festejar es excederse, transgredir y alterar el reloj biológico. No es imposible enseñarles desde chiquitos a divertirse sin cometer excesos. Para festejar y pasarla bien, no es necesario una fiesta rimbombante ni aplastar tortas en la cara o huevos en la cabeza. No parece una buena idea que les enseñemos desde chiquitos a festejar “no durmiendo” o forzando peligrosamente los ritmos vitales. ¡Ojo con las pijamadas! Que se hayan vuelto populares no significa que sean inocuas.
e) No es posible que alguien sepa valorar los pequeños placeres de la vida, la naturaleza o el silencio si los criamos corriendo, en el barullo y el exceso de objetos materiales. Si les enseñamos desde chicos a saber disfrutar de cada pequeña cosa, a entretenerse con creatividad y a estar abiertos y atentos al mundo que los rodea, no nos lamentaremos cuando crezcan de su superficialidad o hastío vital.
Y así podría seguir con muchos otros ejemplos. Nada sucede porque sí. Siempre me sorprende cuando escucho a los adultos quejarse porque los jóvenes hacen tal o cual cosa. Esos jóvenes no nacieron por generación espontánea ni se criaron en un tubo de ensayo. La oportunidad de formarlos la aprovechamos en su momento….o la perdimos.
¡No se distraigan madres y padres de hijos chicos! El futuro empezó ayer y está en sus manos.

domingo, 30 de marzo de 2014

Torta de Guayabas

Precalentar el horno
Batir 100 g de manteca con 1 taza de azúcar (puede ser azúcar rubia!)
Agregar 1 taza de harina y 1 cda de polvo de hornear
Incorporar dos huevos y batir hasta formar una paste cremos

Enmantecar una tortera chata
Verter la mezcla formando una lámina gruesa.

Lavar las guayabas (unas 10), las vamos a usar sin pelar!
Partirlas al medio y con la cáscara hacia abajo, colocaruna al aldo de otra..pueden ir encimadas si quieren usar varias. Antes de meter al horno, espolvorear con azúcar.

Horno a temperatura media por unos 30 - 40 min.

Disfruten de este delicioso fruto nativo!! Sabían que es riquísimo en Vitamina A y C, lo que lo hace super bueno contra los resfríos del invierno?!



viernes, 28 de marzo de 2014

Zupzig

Para dar los primeros pasos en el camino de la vida sana, qué mejor que tomar la mano del chocolate e introducir así a los chicos en el mundo de las semillas y la harina integral
Desarrollamos nuestras Zupzig en dos variedades:

galles de harina integral, chocolate blanco, semillas de amaranto y quinoa
y las de chips de chocolate negro con semillas de chia y lino:

También vienen en tamaño familiar

miércoles, 19 de marzo de 2014

Galletones

Mmmmmm...ya los probaste???
Tenemos nuevos productos, que podés comprar solitos o por docena
galletón de harina integral, chocolate, semillas de chía y lino (sí, nuestras zupzig en tamaño XL)
o galletón de remolacha, quinoa y chocolate blanco (rosados y deliciosos!!!)

algunas fotitos para que se animen! (son fotos medio caseritas, galletones recién salidos del horno y no nos aguantábamos si no compartiamos con ustedes este olorcito a recién hecho!)



Amaranto

Hola!!
Tanto tiempo sin pasar por acá! Nos estamos renovando y con el crecimiento del 2013 hemos decidido pasar seguidito por acá. La idea es encontrarnos todos los viernes en este espacio para contarles nuestras novedades y compartir recetas, tips y beneficios de algunos nutrientes, así como postear notas de interés sobre crianza y educación y otros temas interesantes para debatir y enriquecernos.
Hoy  les proponemos conocer más sobre el amaranto, semilla que usamos en varios de nuestros productos, como los alfajores, gallepop y  galletitas bañadas

 El Amaranto puede ser la planta más nutritiva del mundo. Botánicos y Nutricionistas han estudiado esta planta, encontrando que posee gran calidad nutritiva, en especial un alto contenido de proteínas, calcio, ácido fólico y vitamina C.

 Junto a lo anterior, las Semillas de Amaranto tostado proveen una fuente de proteínas superior, que puede satisfacer gran parte de la ración recomendada de proteínas para niños, y también pueden proveer aproximadamente el 70% de energía de la dieta.
 Una combinación de arroz y Amaranto, en una proporción de 1:1 ha sido reportada como excelente para alcanzar las especificaciones de proteínas recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
 El Amaranto posee un alto contenido proteico, aproximadamente 17%. La semilla de Amaranto compite bien con variedades convencionales de trigo que contiene de 12 a 14% de proteína, con el arroz que contiene de 7 a 10%, con el maíz que contiene de 9 a 10% de proteínas y con otros cereales de gran consumo. Además, el Amaranto posee abundante lisina, aminoácido esencial que está en baja proporción en los demás cereales. El Amaranto tiene el doble de lisina que el trigo, el triple que el maíz, y tanta lisina como la que se encuentra en la leche. (fuente: www.amaranto.cl)
El amaranto no es realmente un cereal, sino un seudocereal que pertenece a la misma familia (chenopodium) que la quinoa. Requiere de muy poca agua y fertilizante y crece casi en cualquier lugar donde pueda cultivarse las hierbas comunes.  Se animan a plantarlo?
Tiene un agradable sabor picante y se puede freír en rosetas, como el maíz, o cocer al vapor y convertirlo en hojuelas.
Algunos usos: Las hojas y semillas del amaranto son usadas como astringente y moderador del sistema digestivo, para enfermedades del pecho, atrasos menstruales, también contra gota y enfermedades análogas. Se puede tomar como infusión, cocimiento y también hervir las hojas frescas en un caldo.
El agua que se obtiene hirviendo el amaranto puede ser empleada para los problemas de
la piel, desde el acné y el eczema hasta la soriasis y la urticaria. Es un buen gargarismo para las llagas en la boca, encías, dientes y garganta. (fuente: http://www.jugos-curativos.com/amaranto.html)
Licuado de amaranto con papaya
Este licuado resulta excelente opción, ya que facilita la digestión además de proporcionar beneficios para la piel, favoreciendo la cicatrización, gracias a ciertas propiedades de la papaya y el amaranto.
Ingredientes (1 porción) Calorías 205
1 vaso de leche descremada
1/2 taza de papaya
1/2 taza de jugo de naranja natural
1 cucharadita de amaranto
Preparación

Licúa la leche con la papaya hasta integrar bien; agrega el jugo de naranja sin dejar de licuar, integra el amaranto. Sirve.  Tomar un vaso al día.


viernes, 8 de noviembre de 2013

Set A Cocinar!!



Todo para amasar y cocinar tus propias Zupzig: galletitas de harina integral, chocolate y semillas.
Bandejita + premezcla + cuchara + palote de madera

lunes, 21 de octubre de 2013

Halloween sano, rico y divertido!!!

PROMOS!!!

Qué miedo!!
10 gallePOP aterrantes de remolacha, quinoa y chocolate blanco + 10 paquetitos de 2 galles de amaranto con limón $ 350
 
 
 
 
Tremendamente tenebrosa!!!
12 gallePOP de fantasmas + 5 gallePOP de vampiros + 12 paquetitos de 2 galles de amaranto con limón $ 580
 

 
Deliciosamente escalofriante!!!
La promo tremendamente tenebrosa + 4 bandejas de galles de Halloween $ 850
 

 
envíos en Montevideo urbano y Ciudad de la Costa sin cargo adicional